Vengo a recordarte que eres capaz. Capaz de conseguir el trabajo de tus sueños, de vencer tus miedos. A decirte que la altura no se mide en centímetros y eres capaz de llegar tan alto como te apetezca.

Vengo a decirte que tienes pasos de gigante, que pequeña es el antónimo perfecto de todo lo que eres en realidad. A decirte que podrías bajarte la luna si quisieras, pero sé que eres más de pisar fuerte y dejar huella.

Vengo a recordarte que no tienes imposibles, que ni siquiera con el corazón roto han podido detenerte, y como siempre, has salido más fuerte.

Vengo a decirte que no importa si prefieres sneakers o tacón, tu sonrisa combina hasta con tus inseguridades. Y es que vengo con toda la intención de que, hoy más que nunca, dejes en el suelo las palabras que tiran como lanza los que no conocen lo que hay detrás de la coraza.

Vengo a recordarte ese justo momento en el que dijiste no más, no más a los abusos, no más al daño, no más al maltrato, ese momento en el que te tragaste el miedo y lo arrojaste justo encima de quienes lo cultivaron, ese momento en el que decidiste ser tú.

Vengo a decirte, por si acaso nadie lo ha hecho, lo bien que te ves con esa mirada valiente. Por si al espejo se le pasó recordarte lo mucho que te lucen las imperfecciones que llevas puestas.

Vengo a recordarte que no pares de soñar, que sí existe el amor de tu vida, que mereces a alguien que te acelere el corazón como nunca nadie ha sabido hacerlo antes, que llegará quien ame tu libertad, tu terquedad, quien te ame entera.

Vengo a decirte que sí, que puedes vestirte como quieras, que puedes salir a la calle sin miedo, que puedes gritarle al mundo que se coma sus opiniones porque hoy todo lo que llevaras puesto es tu seguridad, y contra eso el mundo tiembla.

Y lucha, lucha en nombre de quienes han creído en ti, lucha en nombre de ti misma, lucha en nombre de aquellas que han sido silenciadas frente a la injusticia de la vida y vístete de valor, no solo hoy, sino cada día de tu vida, porque el mundo tiembla, tiembla cuando decides ir por lo tuyo, cuando abres las puertas decidida, cuando no te quedas a esperar a que lo hagan por ti.

Y liberate, liberate de las etiquetas, que puedes usar la talla que quieras, llevar el pelo suelto o en moño. Liberate y vuela, que has nacido para volar sin límites y caminar libre, que si te cuento un secreto, ser mujer es la mejor cualidad que tienes, y cuando alguien te diga débil baila con sus palabras y devuelve una sonrisa esa que clavas y te hace inolvidable, indestructible, imparable.

Fuente: cartasamarte

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Author

Me llamo Laura y soy “el alma” que se esconde detrás de esta página. Adicta al chocolate, nerviosa ,romántica, impulsiva y sensible todo en el mismo grado... Conoce más sobre mí

Write A Comment