Miles de quotes hay rodando en internet. Miles de quotes que edulcoran relaciones que las mires por donde las mires son tóxicas. Miles de quotes que te dan la razón cuando no sabes lo que hacer, y dudas entre si deberías dejarlo con tu pareja o no. Vives aferrada a una relación que te resta más que suma y parece que eso es lo bonito, eso es lo real, eso es amor.

 

Porque la verdad es que, ¿qué es el amor? ¿cuánto hay que soportar por amor?

Cuando lees todas esas frases de amor, tu cabeza lo único que hace es reafirmar la idea de que lo que estás haciendo está bien, de que hay que aguantar, de que el amor lo puede todo.

Quotes, películas, libros. La cultura moderna está plagada de relaciones tóxicas que son vendidas como historias de amor enormes. Tanto es así, que a veces desearíamos dejar a nuestra pareja, esa que nos da tranquilidad y nos hace sentir bien para entrar en el torbellino de una relación de esas en las que las peleas es el día a día, los gritos, el sexo de reconciliación, los juegos, los celos.

Todo esto se vende como una relación que se sustenta en el amor imposible. En aquello que queremos como lo que más, pero que no podemos tener. Y es que,  ¿no es eso lo más atractivo? ¿Por qué es mejor lo que queremos y no podemos tener? ¿Cuál es el beneficio de correr tras algo que está lleno de tumultos, de subidas y bajadas, de estados de euforia y tristeza máxima? ¿Correr detrás de algo que se evapora tan pronto como llega? ¿Adictos a la emoción, a las dudas, a la incertidumbre?

Al final estamos siendo adictos a una forma de escape de la vida, a una felicidad momentánea y que no real.  Y quizás es a esto a lo que estamos acostumbrados, lo que nos gusta, lo que aceptamos y lo que creemos que merecemos.

Pero la verdad que el hecho de que estemos acostumbrados a esto no quiere decir que sea lo que debamos de aceptar.

Quizás corres detrás de algo, algo que te hace correr cada vez más rápido. Algo que te impide pensar en otras cosas porque te tiene ocupada, pensando. Algo que quema todos tus recursos emocionales, algo que quema toda tu energía. Algo que te distrae y te mantiene ocupada de otras cosas que se han quedado atrás. Y corres, corres detrás de algo imposible para no tener libre para pararte y mirar hacia atrás, para alejarte cada vez más del pasado.

Quizás lo que tienes que hacer es dejar de correr detrás de algo que ya ha sido. Tener tiempo y la cabeza fría para poder mirar hacia atrás y pensar en por qué no paras de correr hacia delante cuando todavía no has solucionado lo de atrás. Quizás en este momento te des cuenta de que esos amores edulcorados llenos de inestabilidad no son más que una forma de huir del pasado, de la realidad. El problema es que mientras no seas capaz de solucionar el pasado no vas a poder solucionar el futuro. Cuando lo soluciones entenderás por qué vas detrás de algo que no existe.

Y cuando lo soluciones encontraras a esa persona que esté ahí, que haga tu vida más fácil. Encontraras tu final de película, sin juegos.

 

Fuente: Hifeelings.com

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Author

Me llamo Laura y soy “el alma” que se esconde detrás de esta página. Adicta al chocolate, nerviosa ,romántica, impulsiva y sensible todo en el mismo grado... Conoce más sobre mí

Write A Comment