No te importaron las veces en las que ella te defendió de muchas personas, no te importo cuando ella se alejaba de tanta gente con tal de quedar bien contigo. No te importo cuando te amaba incondicionalmente, no te importo cuando ella luchaba por ti, no te importaron sus lágrimas, no te importo cuando ella te suplico mil veces llorando que no la dejaras, no te importo nada.

¿Sabes por qué? Porque pensaste que siempre la ibas a tener, porque no pensaste en lo que pasaría después, porque la creíste muy ingenua. ¿Y que paso cuando te empezó a mostrar desinterés? Corriste a su lado, pero lamento decirte que lo hiciste muy tarde… Porque olvidaste que todos tenemos un límite, y que cuando alguien demuestra que no le importas, el interés se va perdiendo, y campeón…

Lamento decirte que tú ya la perdiste.

Fuente: My page love

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Author

Me llamo Laura y soy “el alma” que se esconde detrás de esta página. Adicta al chocolate, nerviosa ,romántica, impulsiva y sensible todo en el mismo grado... Conoce más sobre mí

Write A Comment