Me gusta cantar sin saberme la letra. Me gusta la brisa que noto en mi cara cuando monto en bici. Y también la sensación de libertad que esos paseos me dan. Me gusta comer sin contar las calorías, sin sentirme mal por tomarme hidratos por la noche o por hacer recena a las 6 de la mañana. Me gusta cambiar de camino para llegar a casa. Me gusta conocer a gente nueva y contarle mi vida aunque no le interese. Me gusta mandar y recibir postales, chapada a la antigua.

Soy de ese 0’1% que prefiere un monster a un café. Me gusta tener fe en las personas, y confiar en ellas aunque luego me la cuelen. Me gusta encender la luz que hay en mi mesita de noche antes de acostarme, y me gusta escuchar música siempre que voy por la calle.

No necesito a nadie para irme de compras, porque también soy de esa minoría que prefiere hacerlo sola. Me gusta más la Fanta que la coca-cola y soy más de ginebra que de otra cosa. Me gusta tomarme una cerveza fresquita siempre que tengo mucha sed y brindar por salud y libertad.

Me gusta mirarme en los escaparates de las tiendas para ver si me he peinado bien, y me gusta ver los atardeceres a cámara lenta. Me gusta improvisar los planes y apurar los hasta última hora. Me gusta escribir porque me siento mejor, me gusta ser yo misma.

Me gusta ver películas que me hagan llorar y me gusta preguntarle a los taxistas cómo les ha ido el día. Me gusta reírme a carcajadas cuando nadie lo entiende, me gusta hablar en clase con los que más me conocen, y mi color favorito es el blanco.

Dime tú como lo ves.

Fuente: lavidaeshermosaweb.wordpress.com

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Author

Me llamo Laura y soy “el alma” que se esconde detrás de esta página. Adicta al chocolate, nerviosa ,romántica, impulsiva y sensible todo en el mismo grado... Conoce más sobre mí

Write A Comment