Error número 253 del amor: salir con quien nos atrae en lugar de con quien nos gusta.

Que sí, que sí, que suena muy bien eso de «Es mi debilidad», «Me vuelve loco» o «Tiene algo que no sé qué es que me engancha», pero a la hora de la verdad, no suele llevar por buen camino. 

Si aún sigues buscando en Romeoland, te lo preguntaré una vez: ¿qué tal el muro? Duro, ¿verdad?

Dicen que existen patrones que hacen que caigamos una y otra vez en los mismos errores a la hora de elegir, y supongo que es verdad. Yo lo llamo «No darme un fin de semana para saber qué quiero de la vida». O, mejor, «No quererme lo suficiente como para evitar las bifurcaciones que me alejan de mi sueño».

Y es que dejar nuestra vida en manos del deseo, la atracción o la locura es algo así como navegar en un velero en alta mar y nombrar capitán a las olas.

¿No tendría más sentido acercarnos a alguien que tiene los mismos valores, que nos ayude a crecer y que nos ame tal y como somos?

Si te animas, te diré algo. Puede que al principio notes una ausencia, que te resulte extraño decir NO tantas veces o que sientas que a esta montaña rusa le faltan curvas, pero eso también tiene un nombre: se llama PAZ. Y aunque no sea tan conocido como la guerra, es el espacio donde finalmente se construye el verdadero amor. Ese que en el fondo de ti llevabas tiempo buscando.

Tu barco, tu timón. 

Fuente: El universo de lo sencillo

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Author

Me llamo Laura y soy “el alma” que se esconde detrás de esta página. Adicta al chocolate, nerviosa ,romántica, impulsiva y sensible todo en el mismo grado... Conoce más sobre mí

Write A Comment