Fui fuerte. Fui fuerte al decirte que te quiero, al decirte que no sabría olvidarte y al decirme que debo dejarlo marchar. Fui fuerte al pronunciar palabras de despedida en el más profundo de los silencios, y al susurrarte al oído que eres todo aquello que andaba buscando. Fui fuerte al sostener esas lágrimas que sin piedad querían correr por mi rostro al encontrar tus fotos.

Fui fuerte al abrirte las puertas de mi corazón cuando tú más las necesitabas, al abrazar cada uno de tus defectos con tal de estar cerca de ti. Fui fuerte al pasar los domingos de cama a solas junto a un café caliente. Fui fuerte al mirarte a los ojos y transmitirte todo sin necesidad de mediar palabra. Fui fuerte al cogerte de la mano y decirte que todo saldría bien, que nos queríamos y no teníamos por qué perdernos.

Fui fuerte al convencerme de que ya no éramos nosotros, ahora somos dos, con caminos bifurcados llenos de puentes que nos van juntando de forma aleatoria. Fui fuerte al dejar las cosas fluir, al aceptar que no tengo el control de todo. Fui fuerte al caminar por las frías calles de esta ciudad lejos de tu abrigo. Fui fuerte al darme cuenta de que te quise cuando más lejos estabas. Pero sobre todo, fui fuerte al ver que un futuro nuevo se nos viene encima, y ya no es tan bonito como lo imaginábamos, pero es futuro, y es tuyo, y es mío, pero no nuestro. 

Fui fuerte demasiadas veces.

Fuente: Voces.me

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Author

Me llamo Laura y soy “el alma” que se esconde detrás de esta página. Adicta al chocolate, nerviosa ,romántica, impulsiva y sensible todo en el mismo grado... Conoce más sobre mí

Write A Comment