La gente te va a decir que no, tenlo por seguro

Salvo que vivas en Tailandia, donde por su amabilidad cultural sus gentes no tienen ni tan siquiera el vocablo no y se sienten orgullosos de ser amables y serviciales; la gente te va a decir que NO

En nuestra cultura es distinto, las personas con las que te relacionas te van a decir que no.  Decir NO también está valorado en nuestra cultura.

Cuenta con que te van a dar por respuesta un no, cuando con tu mejor sonrisa te acercas a ellos para solicitar alguna cosa que te interesa.  Prepárate para oír un no, cuando estás segura de que la respuesta va a ser un sí.

Oír que la gente nos dice un No, para alguno de nosotros supone estar escuchando una película de terror.  Nuestro cerebro empieza a maquinar, no está preparado para escuchar un no por respuesta y nos abruma con pensamientos como: 

Por qué me dice a mi que no, cuando a todos dice si.  No me lo esperaba con la de favores que yo le he hecho.  Seguro que me ha dicho que no porque le caigo mal.  Y así podemos continuar con una larga lista de pensamientos que nos “introducen en una duda” que no sirve para nada. Igual esta semana decides aprender a recibir un No por respuesta. 

Vivimos en la cultura del NO

Vivimos en la cultura del NO, eso si…, con empatía.  Internet está llena de recomendaciones para saber decir NO y quedarnos tan a gusto. 

Yo coincido con que saber decir NO es importante porque nos libera de decir continuamente si, cuando realmente no queremos, y nos prepara para poder decir SI, cuando más nos importa.

Saber escuchar un NO

Saber escuchar NO y actuar de forma que no nos cree problemas es igualmente importante.  Recibir por respuesta un no, no tiene por qué desestabilizarnos en querer conseguir lo que queremos.  Los comerciales lo saben muy bien.  Posiblemente reciban 50 noes antes del si deseado.

Saber recibir un No es que conoces la diferencia entre “ayuda y complacencia”.  Nos gusta que nos complazcan por eso nos resistimos a escuchar un no por respuesta.  Puede ser que no sea tan importante el si para nosotros, solo que nos duele nuestro orgullo cuando no hacen eso que nosotros queremos que hagan.  Si realmente necesitamos lo que pedimos…, pues si no es esa persona la que nos responde SI, otra persona seguro, que nos podrá decir SI.

Lo importante aquí es ser prácticos y no entrar en demeritaciones que bajan nuestra autoestima y que no nos sirven para conseguir el SI que deseamos

Es bueno que cuando nos dicen que NO podamos ponernos en el lugar del otro.  No es que “nos quieran decir, a secas, que NO; puede ser que la otra persona esté “hasta arriba” de trabajo y no sea el momento adecuado.  Puedes insistir en otro momento.  Puede ser que no esté cualificado para hacerlo (créele y busca a otra persona)

Ser prácticos cuando oímos un NO nos ahorra de disgustos innecesarios

Fuente: hifeelings.com/

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Author

Me llamo Laura y soy “el alma” que se esconde detrás de esta página. Adicta al chocolate, nerviosa ,romántica, impulsiva y sensible todo en el mismo grado... Conoce más sobre mí

Write A Comment