Las cosas son como son y no como nos gustaría que fueran…
Cuantas veces habremos oído esta misma frase, tan lógica pero a la vez tan difícil de asumir.
Porque todos pasamos muchas veces a lo largo de nuestra vida por situaciones incomodas, desagradables o extremadamente dolorosas que nos hubiera gustado poder evitar, pero no podemos.

¿Quién no ha deseado alguna vez que la realidad fuera otra diferente a la que está viviendo?, ¿quién no ha cometido algún error, ¿a quién no le ha molestado la actitud o forma de vida de otra persona? Quien no ha llorado por que no le aceptan no le quieren?


Mantenemos una lucha incansable contra la vida todos los días. Esa lucha inútil que equivale al querer “controlar” todo.
Es importante que ante todo analicemos si está en nuestra mano solucionar o mejorar dicha situación…en caso afirmativo preparar un plan de acción y lanzarte a por ello!

Pero en caso negativo, y créeme pasará muchas más veces de las que quieres, si quieres seguir adelante tienes que aceptar la realidad o sufrirás más de lo necesario. Luchar en contra de una realidad inamovible, será un gasto de energía inútil y dañina. Sólo desde la aceptación podrás seguir adelante sin estancarte.

Todo esto no quiere decir que te resignes o que te rindas….simplemente es tener la capacidad de discernir cuando puedes cambiar la realidad y cuando simplemente no puedes hacer nada y lo único que se va a gastar son tus energías en algo que no va a modificarse simplemente porque no esta en tu mano

Muchas veces no será justo, no entenderás el porque, no sabrás el motivo, pero madurar es aceptar que hay cosas que no puedes cambiar porque no están en tu mano y simplemente  puedes aceptarlas como son, con mas o menos dolor, con mas o menos rabia, pero aceptarlas.

Yo se que es difícil ser capaz de dar un paso como este. Yo he sido la primera que se daba cabezazos contra un muro una y otra vez, sin ver que por muchos cabezazos que le diera al muro el muro iba a seguir siendo un muro. Me ha costado muchos disgustos, y épocas realmente malas.

Hasta que llegué por fin a comprender, que hay cosas que son como son, y no como me gustaría que fueran…que hay gente que es como es, y no como me gustaría que fueran…y que cada uno es un mundo particular, inmenso, con sus batallas y sus miedos, con sus dudas y sus preocupaciones….nunca podrás cambiar el movimiento rotativo de estos mundos y cuanto antes empieces a aceptar y a fluir antes empezaras a vivir en paz

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Author

Me llamo Laura y soy “el alma” que se esconde detrás de esta página. Adicta al chocolate, nerviosa ,romántica, impulsiva y sensible todo en el mismo grado... Conoce más sobre mí

2 Comments

  1. La verdad que yo me encuentro en una situación así, se que soy fuerte para aceptarlas y seguir adelante aunque te derrumbes a mediados, se que las cosas son como son pero también es verdad que si un camino no te gusta, siempre se puede elegir otro diferente y para ello solo hace falta llenarse de fuerzas y quererse un poco a una misma.

  2. Yo me encuentro en una situación así, me encantaría k fuera de otra manera, pero no está en mis manos cambiarla, lo peor es que está destrozando mi vida, pq no tengo ánimo ni ilusion por nada, sé que hay cosas que no podemos cambiar, pero duele no poder hacerlo y aunque no valga de nada hundirse hay veces que es imposible no hacerlo

Write A Comment