Lo que pudo ser y no fue, y siempre será, es el amor que siento por ti.
El amor que siento por ti, pudo ser y no fue y por lo tanto: siempre será:  Cabrón.
Me dejaste en el mundo de la ilusión donde todo es perfecto.  No me permitiste conocer la realidad, la realidad de tocarte, hablarte, oírte; dicho con pocas palabras: no me permitiste la posibilidad de materializarte.
Y de un mundo de perfección no es sencillo querer salir.  Por ello… Permanezco en lo «que pudo ser» aferrada a un sueño que no será.  Cabrón.  Hoy lo sé.
Siempre serás el amor de mi vida. Agarrada estoy a ti por el hilo invisible de lo que pudo ser y no fue, siempre será.Siempre serás mi cuento de hadas especial, ese que me cuento una y otra vez antes de dormirme.  Ese cuento en el que no cambian los protagonistas porque somos tu y yo.  Ese cuento que guardo con mimo en el cajón de mi mesilla entre frascos de dulce perfume.
El romanticismo no ha muerto.  El romanticismo es lo que estoy viviendo hoy a»a tope».  Tú eres mi amor imposible.  Tú eres mi historia por alcanzar, y por eso:  No fue pero siempre será.
¿Cómo te quito de mi mente?  ¿cómo te dejo de comparar con cualquier persona que me encuentro?  Eres mi tormento de ayer y hoy:  cabrón
¿Por qué no me dejaste vivirte?  ¿Por qué me dejaste de lado antes de bajarte al mundo de la realidad?
Cabrón, me dejaste engancharme a ti.  Y no me diste respuesta.
Con tu indiferencia calculada permitiste que no me separase de ti.
Siempre serás, lo que pudo ser y no fue.  Siempre serás mi cuento de hadas.
El romanticismo no ha muerto.  Hoy yo lo vivo contigo: cabrón

Fuente: hifeelings.com

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Laura
Author

Me llamo Laura y soy “el alma” que se esconde detrás de esta página. Adicta al chocolate, nerviosa ,romántica, impulsiva y sensible todo en el mismo grado... Conoce más sobre mí

Escribe un comentario

19 − siete =