A cuantos de nosotros no nos ha pasado, que conocemos a alguien especial, que nos hace sentir nuevamente vivos y que la esperanza de encontrar por fin a esa persona única ha sucedido; PERO, si, maldita sea, la vida está llena de peros, las cosas nunca terminan de cuajar, esa persona nunca termina de decidirse y a veces hay conversaciones existenciales de horas y a veces pasan días sin que siquiera se acuerde que existes.

Decídete de una vez y dímelo de lo contrario no me hagas perder el tiempo para que pueda encontrar a alguien que si lo haga con mis defectos y sin ellos; porque eso de destrozar margaritas preguntándole al cosmos, a la vida, al amor y a cupido, o a quien sea que escuche ¿me quiere?, ¿no me quiere?, es de lo más inútil, destructivo, desesperanzador e idiota del planeta.
Pero cuando uno está experimentando el amor, en su primera fase, el enamoramiento, uno es tan idiota que puedes pasar horas y horas haciendo preguntas necias y arrancando pétalos para encontrar una respuesta.

Porque el silencio de la otra persona puede ser una tortura.

Y no es tu culpa, no te sientas mal por intentar descifrar que siente la otra persona que envía mensajes confusos y te hace dudar de ti y todo lo que creías que era cierto en la vida, simplemente está jugando contigo.

A veces hay personas incapaces de decidirse,  correr el riesgo y por supuesto decirle a la otra persona de forma clara que es lo que está pasando, que es lo que sienten y cuáles son sus pretensiones reales. Desgraciadamente en la actualidad hay muchas personas mandando mensajes dobles, si te quiero hoy, pero al rato no sé, porque siempre aplican la técnica de tener un backup o un respaldo de emergencia, por si no encuentran algo mejor que tú; te tienen de reserva con conversaciones ocasionales, sonrisas amistosas o mensajes dobles, para que tú no pierdas la esperanza de que algo puede suceder, pero eso va a suceder únicamente si no encuentran algo mejor.

Asi que cuando te encuentras a una persona así solo tienes 3 opciones:

1.Hazle lo mismo, pero lo mismo para que vea que se siente esperar 3 días a que contesten una conversación. Simple desquite personal.

2.En plan directo, pasivo agresivo, di de forma honesta que es grosero , dejarle a alguien con la palabra en la boca. Que aprenda modales y entienda que tú no eres ningún segundo plato para nadie.

3.Manda a  pastar a esa persona. Normalmente es lo más sano, porque esa persona nunca va a sentir lo mismo que tú.

 

Tú decides.

 

Fuente: www.elblogdeyes.com

 

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Author

Me llamo Laura y soy “el alma” que se esconde detrás de esta página. Adicta al chocolate, nerviosa ,romántica, impulsiva y sensible todo en el mismo grado... Conoce más sobre mí

Write A Comment