Es que mereces algo mejor ¿qué no lo ves? … como te trata, como te habla, como no «sabe manejarlo», como le cuesta estar contigo.

¿No te hartas de excusas o de tiempos forzados en el calendario?

¡Basta! ¡No es para ti!

Tú no estás para que te den amor desabrido, ni llamadas forzosas, ni sonrisas a medias mentiras.

¡No estás para eso! Mereces más, porque eres más. Y al buscar sumar, nunca debes de restarte a tu interior.

Ni a tus hobbies, ni a lo que te gusta hacer, ni como te gusta hacerlo… nada ni nadie debe restarte las ganas de vivir, de ser y de estar.

Entiéndelo. Mírate en el espejo ¿qué no te ves? Con tanto valor, tan especial.

25182222_1544931332261280_8551717715305582173_o.jpg

Mereces evolucionar, mereces que te cuiden y te eleven, que te aconsejen y apapachen, no que te menosprecien y descuiden. 

Mereces amor y mereces más del amor que intentar darle al otro.

No hay como tú.

No lo va a encontrar.

Maldita sea. Date cuenta, déjate de dañar y date la vuelta. Créelo cuando se ponga los lentes, habrá valorado cuánto ha perdido.

 

Texto por: Sofia Salame

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Author

Me llamo Laura y soy “el alma” que se esconde detrás de esta página. Adicta al chocolate, nerviosa ,romántica, impulsiva y sensible todo en el mismo grado... Conoce más sobre mí

Write A Comment