Ayer solo sentía alegría al pensar en ti.  Hoy el cielo no contiene ninguna estrella cuando te recuerdo.

¿Cómo ha podido cambiar tanto nuestra historia

Nuestra historia no ha cambiado… En la memoria del tiempo sigue siendo la misma, pero yo…  yo, si he cambiado cuando pienso en ti.

No soporto recordar, recordarte en los momentos en que nuestro lema era la complicidad.  Aceptar, la desilusión de, que ya no estés en mi vida al 100 %  era parte del trato pero…  ¡Como me resisto a mantener ese trato con una sonrisa!  ¡Como me resisto a prescindir de tu complicidad!

Hoy pienso en ti, hablo de ti como si de un “jero” se tratase.

Mañana aprenderé a no llorar por lo que terminó, aprenderé a sonreír porque sucedió, pero ahora, ahora déjame que me desahogue, ya ves…, llamo a nuestra complicidad.

¿Te creías perfecto? Porque no era así.  Yo te hacía perfecto a ti.

Si te llega que estoy dolida, no te lo creas. Si oyes que estoy rabiosa, no te lo creas.  Simplemente recuerdo con fuerza lo que no me gustaba de ti. 

Dejarte ir hoy no lo haré, pero mañana si.  Y pasarás a ser mi sonrisa en el recuerdo de una complicidad que llegó a su fin.  Pasarás de ser «un Jero» para volver a ser «Guay».  Pasarás a ser una de mis historias, entre otras que me hicieron feliz.

Mañana pensaré en mi y en los momentos que disfruté contigo.  Mañana mi cielo estará lleno de estrellas, porque yo te miraré como alguien con quien fui capaz de descubrirme, y mi centro no serás tú.  El centro de mi historia seguiré siendo yo.

Fuente:Hifeelings.com

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Author

Me llamo Laura y soy “el alma” que se esconde detrás de esta página. Adicta al chocolate, nerviosa ,romántica, impulsiva y sensible todo en el mismo grado... Conoce más sobre mí

Write A Comment