Tal vez te haya pasado que conoces a alguien, pues asumes que hay conexión, que todo va bien y de repente después de un par de meses no pasa nada. Entonces que das cuenta que estas enamorada de alguien que no te hace caso, que se convierte en un vacío y frustración, combinados con una pizca de esperanza inútil.

Estar enamorada de alguien que no te quiere es como una batalla cuesta arriba donde no hay nada esperándote en la cima. Realmente no hay nada bueno o, por lo menos, satisfactorio, que surja de enamorarse de alguien que, en el fondo, no te amará de verdad.

Es cierto que como humanos ansiamos atención sin importar cuán grande o pequeña sea. Porque a nadie le gusta que lo ignoren, simplemente no podemos controlarlo. Y la sociedad nos ha enseñado lo tentador que puede ser jugar con la “falta de atención” para aumentar el interés de otra persona en ti, pero al final del día, no sería divertido que lo hicieran contigo.

Cuando esa persona tiene esa manía de desaparecer o no contestar los mensajes (o hacerlo horas o días después), es terrible para cualquier juicio. Pero aun así decides esperar, insistir y esperar. No te das por vencida, pues aunque una parte de ti está consciente que mereces más, otra, simplemente decide resistir.

A esto se los psicólogos lo llaman refuerzo intermitente, cuando sigues insistiendo con alguien aun cuando no es recíproco, hasta puedes obsesionarte completamente.

El refuerzo intermitente crea adicción, como si se tratase de apostar, donde crees que puedes intentar predecir el patrón de recompensa, pero no puedes porque es aleatorio. Aun así, te vuelves dueña del juego (o mejor dicho, el juego se adueña de ti). Y sientes un gran alivio cuando obtienes las sobras de esa persona, crees que estas satisfecha y por consecuencia, buscas siempre un poco más de eso.

La inconsistencia nos mantiene con esperanza y motivados pero si alguien no puede ser constante contigo, entonces es probable que esté diciendo que “no está listo” para una relación contigo.

Por eso importante hablar sobre tus expectativas y comunicar tus necesidades al otro. Estar enamorada de alguien que no te amará es simplemente una pérdida de tu valioso tiempo. Déjalo ir y sigue adelante. No importa lo difícil que sea o cuánto quieras aferrarte a ello. Tienes que dejarlo ir.

 

Fuente: http://badword.mx

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Author

Me llamo Laura y soy “el alma” que se esconde detrás de esta página. Adicta al chocolate, nerviosa ,romántica, impulsiva y sensible todo en el mismo grado... Conoce más sobre mí

Write A Comment