Cuando estás a gusto, cuando no quieres estar en otra parte, cuando tienes la sensibilidad elevada a la más alta potencia y sientes que la otra persona lo siente igual, no te hace falta hacer el pino puente o cualquier otra acrobacia de manual hindú. Estás conectado y nada hay que lo pueda superar.

Has descubierto la diferencia entre un simple polvo y hacer el amor y eso es, sencillamente, insuperable.

Cuando has conocido lo que significa amar cuerpo a cuerpo, cuesta mucho volver atrás. Tanto que uno se pregunta por qué debe esforzarse en bajar el nivel, en retroceder por decisión propia de la primera a la segunda división.

Fuente: El universo de lo sencillo

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Author

Me llamo Laura y soy “el alma” que se esconde detrás de esta página. Adicta al chocolate, nerviosa ,romántica, impulsiva y sensible todo en el mismo grado... Conoce más sobre mí

Write A Comment