Algunos te dirán “cuando no lo busques te llegará”, pero ¿qué pasa si no estás dispuesta a esperar?

Digamos que por cuestiones que desconocemos la gente se encuentra dividida sobre cómo debe comportarse estando soltera. Por un lado, si estás saliendo con varias personas a la vez, por más que cumplas las reglas, te juzgan. En cambio si empiezas a salir con solo una, “estás poniendo todos tus huevos en una sola canasta”. Pero peor aún, cuando declaramos la búsqueda por el amor verdadero lo primero que nos dicen es “no muestres las ganas, los hombres la huelen y se ahuyentan, no deberías parecer desesperada”.

Pero acaso ¿qué tiene de malo mostrar las ganas? ¿Realmente puede perjudicarte, arruinar cualquier posibilidad de atracción, o por qué es tan mal visto?.

Si eres ambiciosa en lo profesional y te esfuerzas por salir a encontrar el trabajo de tus sueños , te aplauden. Pero que ni se te ocurra buscar con quien compartir esa vida maravillosa por la que tanto has trabajado. ¿Por qué? En parte porque en cierta medida, aunque glorificamos el romance, también tenemos la idea que debemos ser ferozmente independientes. “¿Depender de alguien más? ¡Jamás!”.

Esto crea una suposición de que al buscar el amor estás tratando de llenar un hueco, cuando por supuesto no siempre es el caso . No deberíamos tener que excusarnos por querer alguien a quien abrazar los domingos por las mañanas, ni por lo contrario explicar que no estamos buscando alguien que llene un vacío profundo, ni alguien que supla nuestras carencias emocionales.

Al final todo se reduce a que tenemos una idea bastante loca sobre lo que supone que debe ser el amor. Encontrar a alguien es el resultado de una situación mágica, no debe ser calculada, predeterminada, ni planificada. Por lo que si tomas el asunto en tus manos, estás yendo en contra de la noción de cómo debería ser.

¡Olvídate! No hay absolutamente nada de malo en priorizar la búsqueda del amor y nadie tiene derecho a hacerte sentir mal por eso.

La moraleja de esta historia es que la “desesperación”, las “ganas” y la “sed” no tienen que ser tus enemigos. Así que ya sabes:

 

¿Qué estás esperando? Ve a ser la protagonista de tu propia historia de amor.

Fuente: www.fucsia.co

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Author

Me llamo Laura y soy “el alma” que se esconde detrás de esta página. Adicta al chocolate, nerviosa ,romántica, impulsiva y sensible todo en el mismo grado... Conoce más sobre mí

Write A Comment