¿Quién inventaría aquello de que un clavo saca a otro clavo?
Pensemos con lógica: sobreponer otro clavo, introducirlo a la fuerza, solamente conseguirá meter el primero más hacia adentro.

Yo, que soy de creer todo lo que me dicen, busqué otro clavo.
Aferrándome a cualquier esperanza de poder, por fin, sacarte de mi organismo.
Me autoconvencí, con todas mis fuerzas, de que este segundo clavo era el que yo quería tener clavado.
Utilicé toda mi cordura para repetirme una y otra vez que teníamos que conseguir, entre los dos, sacarte de mí.
¿El resultado?

El innegable miedo a la posibilidad de perderte,  fruto de la dependencia que has creado en mi piel; sumado al inútil empeño de clavar un segundo clavo en el lugar que no le corresponde, dieron lugar a un primer clavo más profundo que nunca.
A mi, sangrando.
Al otro clavo, roto.
Un clavo inocente que se vio metido de lleno y de repente en una historia que no era la suya.

Y así ando por la vida, rompiendo clavos y abriendo heridas.

Refugiándome en la metáfora de los clavos para no reconocer que lo que realmente rompo son personas.
Jugando con ellas mientras lloro al recordar cómo jugaste conmigo.
Haciendo daño, haciéndome daño, y queriendo hacerte daño.
Todo por tí. Y tú ni siquiera lo sabes. Tú ni siquiera me piensas.
Supongo que estás demasiado ocupado siendo el clavo que no sale de muchas otras.
Dejando marcas.
Alimentándote de nuestras lágrimas y tinta.
Un clavo no saca otro clavo.
Este clavo me lo sacaré yo sola.
No sé cuando ni como. Pero sólamente puedo hacerlo yo.

Cuando sea lo suficientemente fuerte para entender, al fin, que mis heridas se curan mejor con mi propia saliva.

En definitiva: no quiero que nadie vuelva a convencerme,
jamás, de que necesito tener clavos incrustados en mi cuerpo para ser feliz.

Escrito por:  @burningmetaphors

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Author

Me llamo Laura y soy “el alma” que se esconde detrás de esta página. Adicta al chocolate, nerviosa ,romántica, impulsiva y sensible todo en el mismo grado... Conoce más sobre mí

Write A Comment