Las relaciones pueden lucir fantásticas en un principio pero debes recordar que sin importar como se vean, seguirán siendo impredecibles. Para algunas mujeres afortunadas, su relación es infinitamente satisfactoria y cautivadora. Pero para otras, son el mismo infierno en la tierra.

Son pocas las cosas peores a estar atrapada en una relación tóxica. Padeces de un desglose total de tu sentido de identidad y tu autoestima, estás atrapada en un sometimiento que ni siquiera eres capaz de ver porque la manipulación sobre ti te mantiene cegada. Te rebaja hasta convertirte en apenas una sombra de tu ser interior. Te prepara para dudar de ti misma constantemente.

Estás en una relación tóxica cuando te sientes atrapada en un círculo vicioso de culpa y miedo. Sin importar lo que suceda entre ambos terminas culpándote a ti misma por lo que haya sucedido, te sientes culpable de permitir que suceda, que te controlen de esa manera de la que parece no haber salida posible. Luego también te sientes culpable de pensar así y sentir que le traicionas como él mismo dice que haces.

Date cuenta de una vez que estás en una relación tóxica, ¿que cómo lo sabes? Pues tienes miedo de estar con él, tienes miedo también de estar sin él, en ninguna parte te sientes segura. Una relación tóxica daña tu autoestima y te aleja por mucho de la felicidad. Él no quiere que seas feliz, que sigas tus sueños, que tengas éxito o que cumplas tus objetivos, él solo quiere que seas un juguete bajo su control total.

A menudo te atraerán hacia ellos siendo encantadores pero esa fachada va a desaparecer tan pronto estés bajo su control. Y claro, cuando quiera algo de ti volverán a ser amables y luego nuevamente seguirán siendo viciosos y desagradables. Las personas tóxicas son maestros manipuladores, te aíslan de tu entorno, te alejan de tus amigos y familiares, reduciéndote lentamente a tenerlo a él como único apoyo. Te hacen emocionalmente dependiente de ellos.

Él juega con tus emociones, ignora tus llamadas y mensajes de texto; luego te hace sentir culpable y avergonzada si tú no respondes rápido a sus textos o llamadas. Si tienes esperanza de transformar esa relación a algo sano, es un trabajo inútil. A esa persona no le interesa la relación, solo quiere un esclavo personal, alguien que esté a su entera disposición.

Muchas mujeres están tan aferradas a una relación tóxica que se vuelven ciegas ante la realidad de la situación cuando empieza a deteriorarse. Esperan pacientes a que ese hombre se convierta de nuevo en la persona de quien se enamoraron en un principio, pero nunca pasa.

Cuando estás en una relación tóxica te sientes sola todo el tiempo, en especial cuando estás al lado de esa persona que te hace sentir poco digna, que te pisotea para que él pueda incrementar su ego.

Pero debes saber que, al igual que cualquier dificultad en la vida, esa experiencia horrible de atravesar una relación tóxica te va a fortalecer, siempre y cuando puedas aprender a procesar todo lo que pasaste de una forma saludable y constructiva.

Debes ver y aceptar todo el mal que esa persona te hizo y entender que absolutamente nada fue tu culpa. Así llegan las lecciones de la vida para ser una mejor persona. Recuerda que la adversidad puede ser tu mejor maestro.

 

Fuente: foromujeramor.com/

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Author

Me llamo Laura y soy “el alma” que se esconde detrás de esta página. Adicta al chocolate, nerviosa ,romántica, impulsiva y sensible todo en el mismo grado... Conoce más sobre mí

Write A Comment