Ser fuerte significa que nunca lloras, sólo debajo de la lluvia o quizás de la ducha, cuando las lágrimas se confunden con otras gotas de agua; también hundiéndose en la almohada, llorando por todo, o llorando por nada.

Ser fuerte significa que sonríes, a todas horas, para que a tu alrededor se sientan bien aunque el tamaño de tu sonrisa sea el mismo que el dolor que soportas; da igual, ellos no lo saben; siempre hay un idiota al que alentar, un niño que no tiene culpa o un extraño que no lo entenderá.

Ser fuerte significa no tener frío, porque sabes que el frío de verdad, ése, sólo puede calmarse entre unos brazos… Que no están. Así que ponte una buena bufanda.

Ser fuerte significa que no necesitas nada, aunque mueras por un simple, o complicado, beso en la frente y una mano que deslice una caricia de vez en cuando. Pedir un “buenos días, ¿Como estás?” quizás sea demasiado. Respira hondo, el día a empezado.

Ser fuerte significa ser adulto, aunque tus sueños de niño te delaten y el brillo de tus ojos te traicione. Gafas de sol y listo. Y chitón, no vayas, no vayas a decir que aún sueñas, asusta.

Ser fuerte significa no esperar nada de nadie, aún sabiendo que solo puedes esperar todo de ti e inconscientemente (y desesperadamente) esperes lo que tú darías de otros. Error, aprieta fuerte los puños.

Ser fuerte significa callarse, aunque estés gritando por dentro, en silencio, a un volumen ensordecedor. Total, nadie lo oye.

Ser fuerte significa aceptar, aunque no lo entiendas, joder qué difícil, pero acepta. Ser fuerte significa no caer, aunque resbales, pierdas el equilibrio e ingenuamente te agarres a las promesas de un desconocido pensando que ayudará a levantarte. Inocente, duele.

Ser fuerte es apostar, doble o nada, arriesgar y arriesgarte, temblando por dentro, pero… viviendo.

Ser fuerte es morirte de miedo, por sentir algo nuevo, por saber que acabará doliendo pero no puedes evitar tentar a la suerte, porque las ganas de perderte en sus ojos y bailar en sus labios, te pueden.

Ser fuerte no es ser valiente, ni ser invencible, ni ser resistente, robusto, sólido o férreo…

Ser fuerte es ser… humano. “Sólo” eso.

 

Fuente: lavidaeshermosaweb.wordpress.com

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Author

Me llamo Laura y soy “el alma” que se esconde detrás de esta página. Adicta al chocolate, nerviosa ,romántica, impulsiva y sensible todo en el mismo grado... Conoce más sobre mí

Write A Comment