A este mundo no le faltan personas. Ni oportunidades. A este mundo le falta amor. Y ganas.

Al igual que tú, he visto a personas reaprender un deporte tras perder algunas partes de su cuerpo, he visto a gente trabajar meses sin cobrar para acercarse a su sueño y he visto revolucionar la ciencia a un hombre que no podía vocalizar ni coger un lápiz… Y aun así, siempre hay alguien que dice: «No, es que no es mi momento», «Es que estoy centrado en mi trabajo», «Es que salgo de una relación» y demás excusas para llevarse el polvo pero dejar el mueble.

Vivimos en una época donde no hay dragones que matar ni tierras que conquistar, y donde el acceso a recursos y las oportunidades es tan abundante que saber lo que se quiere e ir tras ello constituye el único espacio para el heroísmo. Hoy, el principal problema no es que no se pueda o no se sepa, sino que no se quiera lo suficiente.

Digámoslo de una vez: si hay amor se encuentra la manera.

Digámoslo una segunda: la mayor parte de los sueños o personas por los que no peleamos no es por dificultad o la ausencia del momento adecuado, sino por falta de amor. De coraje. De verdad

 

Fuente: El universo de lo sencillo

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Author

Me llamo Laura y soy “el alma” que se esconde detrás de esta página. Adicta al chocolate, nerviosa ,romántica, impulsiva y sensible todo en el mismo grado... Conoce más sobre mí

Write A Comment