Tag

Tios que desaparecen

Browsing

Pues sí, aunque parezca mentira hoy en día está en auge eso de ahora me ves, ahora no me ves, sin una sola palabra para al menos poder entender que está pasando.

 

Puede ser que hayas conocido a un hombre, puede ser que hayáis quedado una, dos, cinco veces….puede que la cosa fluya, puede que te estés haciendo ilusiones…os dejáis los dedos y los ojos, en mandaros buenos días , buenas noches,buenas tardes, ahora te mando está foto, ahora mira lo que estoy comiendo, pues mira que guapa salgo en este selfie…hablas mas con él en un día que con todas tus amigas en un mes.Tu móvil echa humo.

 

 

Y de repente un día zas! sabes contar? Pues ya no cuentes con él, desaparece de la faz de la tierra, no más buenos días, no más buenas noches, no más nada de nada….tus mensajes van quedando en visto pero de él no se vuelve a saber nada. Nunca. Desaparecido, abducido, caput.

 

Al principio no entiendes nada..e incluso le justificarás..bueno, puede estar liado, tendrá un mal día, lo mismo no le funciona el móvil, no habrá tenido tiempo…pero tus mensajes siguen en visto, él sigue estando en linea y tú, no entiendes nada.

 

Tú no entendiendo nada:

 

Entonces empiezas a analizar, a analizar hasta el último detalle de cada una de vuestras ultimas conversaciones, analizas, diseccionas, mandas pantallazos a tus amigas para que te ayuden a entender qué es lo que le está pasando..y das vueltas y vueltas, y te vuelves loca intentando encontrar un porque…tú no entiendes nada, tus amigas no entienden nada, y él..pues él sigue desaparecido..

 

 

Aquí estaríamos ante dos buenas noticias….La primera es que no, no has hecho nada malo, NADA BONITA NADA,  a no ser que hayas matado a su perro o faltado gravemente a su madre no has hecho nada tan tan grave para que al menos, se digne a darte una explicación. Así que dejar de volverte loca por favor.

 

La segunda es que no, no te va a dar ninguna explicación, y tienes que aceptarlo cuanto antes. Ya no le escribas más, no le llames, no le envíes whatsapp interminables NO, ya está , se acabó, coge tu dignidad y lárgate a otro sitio pero por favor NO LE ESCRIBAS MAS.

 

 

No le escribas más porque por mucho que te ofusques, te cabrees, te indignes, llores y patalees nadie te va a dar una explicación y cuanto antes asumas algo así mejor para tu salud mental.

 

Además, por qué perder el tiempo en un personaje que no se ha tomado la molestia de perder  unos segundos de su valioso tiempo para decirte al menos, chao pescao?

 

Nada de eso querida, tú eres demasiado fabulosa y estás demasiado ocupada como para perder un segundo de más de tu tiempo andando detrás de un persona que no ha tenido el valor si quiera de decirte adiós.

Agenda–Contacto–Eliminar. Elimina, borra , extermina de tu teléfono y de todas las redes sociales donde le tengas agregado ( stalkear su Instagram o mandar afiladas indirectas a través de tus historias no es un buen plan, de verdad)

Recuerda: eres demasiado fabulosa para andar detrás de quien no se ha querido quedar ( y peor aun, se ha largado por la puerta de atrás sin dignarse a explicarte nada). Tienes muchas cosas que hacer ahora mismo para andar pidiendo explicaciones a quien ha huido sin mirar atrás.

 

 

Y ahora, que ya sabes que eres fabulosa y que como tal no vas andar detrás de nadie mendigando un explicación querrás al menos entender…y por qué lo hacen?

Pues después de haber sufrido varias de estas desapariciones en mis propias carnes he llegado a la conclusión de que es lo sencillo. Lo fácil. El chaval en cuestión, dentro de su pobre entendimiento, encontrará lógico que en algún momento de tu vida aceptarás que se ha marchado y dejarás de insistir.

Es de mala educación, es de mucho hijoputismo, sí, tienes razón pero no hay que presuponer de nadie el tener al menos la educación elemental de despedirse cuando se van, bienvenida al mundo moderno.

Triste pero cierto, así que por favor, deja el móvil, elimina, aniquila y olvida al sujeto que ha desparecido de tu vida. Hay muchos peces en el mar como para perder el tiempo, la vida y la cordura en uno que no merece si quiera una ojeada atrás.

 

Laura

 

 

¿Cuál es el protocolo a seguir en estos casos?, acaso la cosa está en pretender que no sucedió nada, que el tiempo no paso, o mejor dicho se pauso y que no hubo tal desaparición, cómo si un aparatito mágico te hubiera borrado la memoria y ese tiempo en él te estaba ligando dejo de existir en tu mundo, o tú en el de él.

Ahora, hay que aclarar y esta condición de gente desaparecida durante el ligue, no es algo que únicamente suceda entre los hombres,  también hay mujeres que, ligando, o en plena sesión de cortejo, desaparecen sin dar señales de vida.

Cualquiera está en su derecho de hacer el acto mágico de la desaparición, digo, a estas alturas de la vida, el que alguien  desaparezca no va a ser el final de los tiempos, duele, oh si, muchísimo y el dolor es directamente proporcional al gusto y atracción física que tenías por esa persona; pero, finalmente lo entiendes, a la semana lo procesas y captas la sutil indirecta de la desaparición como un rechazo, uno que duele, pero no es letal, y aprendes a vivir con él.

Duelo, insisto, sí, duele, pero nada que no se pueda superar con el tiempo.

Cómo decia no es el final de los tiempos que una persona se te desaparezca, NO LO ES.

Además, en ese tiempo que te regalo la persona con su caprichosa ausencia, tuviste el tiempo necesario para meditar tu atracción, para entender que la vida está llena de personas que vienen y se van, y que esta persona que estaba y dejo de estar, no será la primera, ni la última en hacer el viejo truco de la desaparición.

Ahora, tal vez, puede ser, tal vez, desapareció ese mes por que lo secuestraron los aliens, tuvo mucho trabajo, su móvil se quedo pasmado un mes, puede ser, pero a decir verdad la razón más simple es la más lógica y esa persona  desapareció porque no te quería hablar, tan simple como eso.

Aunque, sí, resulta curioso cuando ese tio que parecía que tenia muchas ganas e interés, desaparece, y un mes regresa a la faz de la tierra.

¿Qué paso?, tal vez dijiste o hiciste algo que lo desanimo, o tal vez no hayas hecho nada malo, y simplemente encontró una persona en la cual depositar toda la atención que te estaba dando, y un buen día, de buenas a primeras, con el tiempo se dio cuenta que le gusta pasar tiempo contigo.

Ahora, el balón esta en tu cancha y depende de ti si reclamas u olvidas.

Aunque si me preguntas yo creo que lo mejor es regresar a estas personas al lugar que escogieron, la extinción y seguir adelante.

Fuente: www.elblogdeyes.com/

Últimamente  llegan noticias preocupantes sobre las relaciones de pareja que se rompen unilateralmente. Nos referimos a esos hombres que desaparecen de tu vida sin una explicación, que un buen día se van, no te llaman, no te contestan…nada. Nos preguntamos a dónde van los hombres desparecidos. ¿Dónde están?

Todo eran risas, miradas de amor y sexo de lujo hasta que un buen día ese hombre por el que te volvías loca desaparece. Se fue a por tabaco y no volvió, se marcó una ruptura ghosting o a saber qué ha pasado, el caso es que ha desaparecido. No te llama, no te contesta, ha desaparecido de tus redes sociales, no está, se lo ha tragado la tierra.

A la espera de que podamos aceptar que un hombre desaparezca sin más, algo que nos está costando bastante entender, nos surgen más preguntas en torno a este extraño fenómeno paranormal. ¿Dónde están los hombres que desparecen? Lo que tenemos bien claro es que muertos no están. También tenemos bastante claro que están con otra, pero ¿dónde?

Lo más seguro es que por su comportamiento estén ubicados en el más profundo de los infiernos, que es donde van a parar todos esos hombres que no merecen la pena. O acaso hay un cielo para hombres desparecidos donde se quedan tiritando de frío a causa de las maldiciones que les hemos lanzado las abandonadas sin explicación.

Se trata de un misterio sin resolver porque esos hombres no aparecen por ningún lado. Ni frecuentan los bares de antes y muchos ni siquiera vuelven a su trabajo. Y no sería justo que mientras nosotras vivimos la psicosis del desamor inexplicable, ellos pudieran continuar como si tal cosa. Así que estén donde estén, tendrán que cambiar de lugar porque a partir de ahora tenemos un sito especial para ellos: el foso de los olvidados.

 

Fuente: Diariofemenino.com

 

El síndrome del Guadiana no está acreditado, ni se ha publicado en una prestigiosa revista científica, ni se han hecho estudios al respecto. Pero existe, lo tengo comprobado empíricamente. Se aplica a todos aquellos hombres que al menos una vez en la relación se acojonan por diversos factores mentales y lo mandan todo a la mierda de la manera más absurda. Da igual que estéis hechos el uno para el otro, que tú des tu mejor versión y que todo parezca encajar. Hay algo que falla en su cabeza y ¡patapum!, desaparecen. Generalmente, tardan poco en recapacitar y volver. Pero en ese periodo de tiempo, ¿qué leches ha pasado en ese cerebrito? En la parte abandonada de la relación reina el desconcierto.

Para todo aquel que ande un poco flojo de geografía, el Guadiana es el cuarto río más largo de España, pero hay un punto de su cauce en el que desaparece y unos kilómetros más adelante vuelve a emerger. Se puede entender fácilmente la similitud, ¿no?

¿Por qué?¿Qué es lo que asusta al Guadianaman? ¡Es que no lo entiendo! ¿Acaso se piensan que vamos a cortar su libertad?, ¿que vamos a pedirles hijos para finales de año?, ¿que los domingos de manta y peli no molan? ¡Que no! Que nosotras tenemos vuestra vida, nuestras aficiones y nuestras amistades al margen de vuestra existencia. Las relaciones no son un todo o nada, no hay que estar seguro al 100% desde el principio de que compartes cama con tu media langosta, pero el hombre Guadiana siente que tiene que estar convencido de todos los recovecos desde el minuto uno. Y cuando ve que algo no cuadra, se va a por tabaco y vuelve al mes.

Es sorprendente la capacidad de algunos tíos de dejar una relación sin miramientos y para luego volver cuando ya ¡por fin! se han aclarado. Principalmente, pueden hacer eso por un motivo: nosotras tendemos a perdonar siempre y cuando veamos un profundo arrepentimiento. Algunas vislumbran este remordimiento en cinco minutos y otras tardan un mes. Pero el resultado es el mismo.

Y mientras, la parte abandonada ¿qué se supone que tiene que hacer? La mayoría espera y desespera, intentando explicarse qué ha sucedido. En este periodo todo su círculo intentará encontrar una explicación al comportamiento guadianesco. Estarán los de “se habrá agobiado”, los de “habrá otra” y los de “no es el momento”. Todo poco consistente. El caso es que cuando una ya está a punto de llegar al clic que te convence de que hay cosas que no se pueden comprender y que, tal vez, ese chico no era para ti y punto, te envía un Whatsapp. Como si no hubiera pasado nada.

Cuando una tía te deja, lo hace y punto. No marea al personal. Él no. El impás en las primeras etapas en la relación es obligado para muchos. Pero ese lapso de tiempo que los guadianers necesitan es tan misterioso como los agujeros negros. Los científicos aún no han logrado averiguar de qué se compone. Luego todo se olvida y casualmente no vuelven a existir ninguno de los problemas que un día se antojaron un obstáculo insalvable para continuar con la relación. Se hacen incluso bromas al respecto, pero el dolor ahí queda. Una ventaja es que la tía puede seguir utilizando siglos después la coletilla en las discusiones de: “Bueno, tú me dejaste, que es peor”.

 

Fuente :www.codigonuevo.com